Acceso

REQUISITOS DE CONSULTA

La Sede y el espacio cultural de la Fototeca

Nuestro espacio cultural, la Sede y la Galería, ofrecen Muestras manadas del propio Acervo, y sus puertas están abiertas, previa cita, a Investigadores, Historiadores, Museos, Galerías, Centros de Estudios, así como a proyectos de creación de nuevas Exposiciones Fotográficas y de construcción de ediciones relativas a las imágenes capturadas por los que nos antecedieron, en el platino, en la albúmina, en el paladio, en la plata (www.fototecaantica.net).

Requisitos de consulta

El acceso a la Fototeca es otorgado, previa cita, a solicitantes acreditados: Historiadores, Investigadores, Curadores, Editores, Fotógrafos, representantes de Museos, Fundaciones, Fototecas, Centros de Estudios, Galerías, etc.

En algunos casos requerimos una Carta oficial que refiera el propósito de la visita y la investigación.

Se permite la reproducción y utilización de las imágenes fotográficas seleccionadas, en base a acuerdos y condiciones específicas.

Este Catálogo presenta una parte significativa del Acervo de la Fototeca, especialmente de los procesos y formatos de la segunda mitad del Siglo XIX.

El acceso es gratuito. Cordialmente los invitamos a consultarlo en línea o in situ (previa cita).

Para iniciar un proceso de comunicación con la Fototeca, o bien para la obtención de específicas Cesiones del Derecho de Uso de cualesquiera de las imágenes de este Catálogo y del propio Acervo de la Fototeca, ponemos a su disposición nuestro formato de CONTACTO, y, asimismo, les participamos de nuestros datos fundamentales:

Camino de San Francisco Número 2-B.
Colonia: Molino de San José del Puente.
Puebla, Puebla.
C.P.: 72150.
México.

Es imprescindible concertar previamente una Cita.

Director: Jorge Carretero Madrid
Catálogo Digital: www.catalogo.fototecaantica.net
Página WEB: www.fototecaantica.net
Correo electrónico: jorge.fototecaantica@gmail.com
FaceBook: www.facebook.com/FototecaAntica
Teléfonos: (222) 248 09 22, 044 2223 33 0437

Fragmentos del pasado

En México, estos fragmentos del pasado, detenidos y conservados en imágenes, coadyuvan a que cada observador medite sobre estas tierras y aquellos hombres, y lleve a cabo, consciente o inconscientemente, el ejercicio comparativo de enfrentar este imaginario a la realidad que ocurre más de un Siglo después: al presente que nos envuelve, que inevitablemente nos incluye y que, queramos o no, nos implica como protagonistas, como los naturales y los principales personajes.